Tenjo estrena su sistema integrado de seguridad

Opera con 45 cámaras, 30 de ellas nuevas, que se controlan desde un centro de monitoreo.

Para mejorar la seguridad y la convivencia en Tenjo, Cundinamarca, que está cerca del límite noroccidental de Bogotá, la alcaldía municipal inauguró un moderno sistema integrado de seguridad (Sist), que reúne 45 cámaras de vigilancia, 120 radios que tienen líderes comunitarios, y un centro de monitoreo.

La inversión para el Sist fue de 1.500 millones de pesos, recursos que vienen de la vigencia 2017, y que son propios del municipio. Es decir que se dispusieron, sin necesidad de requerir préstamos o deudas para pagar en el futuro.

“Este es un sistema que tiene una red propia, y sobre ella se genera la conectividad de todo el sistema de seguridad y de las cámaras de vigilancia. También se incluyó enlace de internet para instituciones educativas y sedes de la alcaldía de Tenjo”, señaló el mandatario municipal, Juan Gabriel Gómez.

Esta estrategia busca mejorar los tiempos de respuesta de las autoridades ante eventos que atentan contra la convivencia, y disipar episodios de delincuencia, dado que, según el alcalde Gómez, Tenjo no cuenta con un número alto de uniformados para garantizar la seguridad de los habitantes –hay 19 para la población–, que se suma a la extensión territorial del municipio.

 

La Policía dispone de unos recursos que no son suficientes para el municipio. Por eso, queremos brindar mayor seguridad, porque venimos creciendo muy rápido y queremos que la cercanía con Bogotá no tenga tanta incidencia. Las fincas y casas quedan muy solas”, explicó el mandatario.

 

Los territorios que están alejados del casco urbano, también fueron priorizados con esta estrategia, permitiendo que allí se instalaran cámaras de seguridad.
Con el sistema integrado de seguridad de Tenjo se instalaron 30 cámaras más, que se suman a las 15 con la que ya contaban –y que se conectaron al Sist–, y que además están alimentadas por paneles solares, para evitar que en caso de cortes de energía estas no funcionen.

Los dispositivos, que funcionan 24 horas, siete días a la semana, son revisados desde el nuevo centro de monitoreo, que es operado por una empresa de seguridad privada, pero que tienen un sistema de ‘espejo’, en la estación de Policía. Es decir, que ambos están observando las cámaras de vigilancia.

 

A este Sist se le sumaron 30 alarmas comunitarias, que son activadas a través de aplicaciones móviles. “Por cada una, se pueden conectar 100 habitantes. Lo que buscamos con esto es que si los ciudadanos observan algún comportamiento sospechoso o son testigos de algún delito, desde su celular activen la alarma, que alerta a la Policía. Con ello mejoramos los tiempos de respuesta”, explicó el alcalde Gómez.

Estos dispositivos se refuerzan con los 120 radios comunitarios, que tienen líderes de los barrios, y con los que tienen comunicación directa con los cuadrantes de la Policía, para mejorar la vigilancia del municipio y también para reportar casos de riñas y violencia intrafamiliar.

 

Recuperado de: Redacción El Tiempo




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *