Search
miércoles 23 octubre 2019
  • :
  • :

La crisis del kilómetro 58 en la vía al Llano puede crecer aún más

Una crisis de una magnitud insospechada se podría presentar en el kilómetro 58 de la vía que comunica a Bogotá con la ciudad de Villavicencio, el mismo punto que tiene tránsito intermitente hace casi un mes.

Lo más grave es que esta situación bien pudo prevenirse, porque no se trata de un problema ocasionado por la época invernal de este año, sino por una acumulación de factores que fueron detectados, pero no corregidos.

Caracol Radio conoció en exclusiva un informe extraordinario que le envió COVIANDES (la principal concesionaria de la Vía al Llano) a entidades de los gobiernos Nacional, de Cundinamarca y de Guayabetal, así como a Corporinoquia, sobre la inestabilidad en Mesa Grande (ubicada a 200 metros del casco urbano del municipio de Guayabetal), que puede desencadenar en un evento de mayores proporciones y que afectaría de manera más grave a los usuarios del importante corredor vial y a los habitantes de la zona.

En el documento Coviandes notificó a la ANI desde el 2013 de las condiciones de inestabilidad de la meseta y calificó como “muy grave” la presencia sobre ella de unos galpones para el criadero de pollos, debido al impacto que estaba generando esa actividad en la ladera, por el inadecuado manejo de aguas residuales.

Se advierte que, a pesar de la alerta que hizo el concesionario en su momento sobre la inestabilidad de la meseta, ni la agencia, ni la interventoría tomaron los correctivos adecuados y solamente se dedicaron a publicar un par de comunicados.

Vía al llano

En el caso de la interventoría solo recientemente se le ha atribuido la inestabilidaden la zona a problemas en el diseño y construcción del Túnel 13 (está ubicado entre Guayabetal y Puente Quetame) y ha desconocido los problemas latentes en la montaña.

Entre tanto, ante la situación de inestabilidad que comenzó a ser muy crítica en juliode 2017, la ANI viene estudiando la complejidad del problema y tomó la decisión de remitirle comunicaciones al concesionario, a la Alcaldía de Guayabetal, municipio de Cundinamarca.

En el cruce de comunicaciones, Coviandes le informó a la ANI que durante el proceso de construcción del Túnel 13, en el 2013, no se encontró agua y que las fallas ahora detectadas no son su responsabilidad.

En el documento conocido en exclusiva por Caracol Radio se evidencian las múltiples comunicaciones que el concesionario radicó ante la ANI sobre el tránsito de agua por el franco izquierdo de la ladera.

La primera comunicación fue radicada el 29 de julio de 2013. El 16 de septiembre del mismo año se presentó otro oficio dirigido a la Alcaldía de Guayabetal, con el que se informa sobre un derrumbe en Mesa Grande que no habría tenido nada que ver con las obras de construcción del túnel.

A estas se suma otras comunicaciones que fueron reportadas el 23 de septiembre, 22 de octubre de 2013, 31 de enero de 2014, 21 de febrero, 8 de abril y 17 de juniode 2014 explicando en detalles las fallas detectadas en la montaña.

En el 2016 fueron presentadas cuatro comunicaciones a la ANI, la Superintendencia de Puertos y Transporte, a la alcaldía de Guayabetal y a Corporinoquia sobre los graves problemas que se presentaban en la Mesa Grande, por la filtración de aguasy su impacto en los deslizamientos de la ladera.

El gran interrogante que surge es por qué, a pesar de las advertencias hechas por Coviandes, el Gobierno nacional por intermedio de la ANI, el departamental de Cundinamarca, la Alcaldía de Guayabetal, Corporinoquia y organismos de controlno tomaron los correctivos del caso para evitar la crisis del kilómetro 58.

Vía al llano

Por: Luis Enrique Hurtado- Caracol Radio




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *